Valoramos tu vivienda procedente de una herencia en Sevilla de forma Gratuita y te asesoramos de todos los tramites.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de vender una vivienda que procede de una herencia?

Tenemos que saber quienes son todos los propietarios de la vivienda, y deben de estar todos de acuerdo en el momento de la venta, por supuesto por escrito.

En este caso la Ley Hipotecaria contempla en su artículo 34 la fe pública registral, que protege los derechos del comprador si este ya ha inscrito su título, en el caso de que la venta de la vivienda se haya visto alterada por circunstancias que nosotros no podíamos conocer.  Pero ocurre que la fe pública registral también vela por el heredero forzoso (hijo, padre o esposo del fallecido).

En housin somos especialistas en venta de viviendas en Sevilla procedentes de herencias. No dudes en consultarnos.

En housin podemos ayudarte a vender tu vivienda en Sevilla.

[contact-form-7 id=»3884″ /]

Casas y Pisos heredados (tributación)

El vender una casa procedente de una herencia se considera una ganancia patrimonial. Por eso tributa en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) del año que se vende la vivienda, y se tendrá que declarar al hacer la Declaración de la Renta. Además, el vendedor deberá pagar el impuesto de plusvalía municipal, aunque quedará exento si la venta se ha realizado a pérdidas.

¿Quién paga la hipoteca si fallece el titular?

  • Cuando alguien fallece, sus bienes pasan a sus herederos, pero también sus deudas. Es decir, que sus parientes (hijos, hermanos, padres) deberán hacer frente al préstamo. Pero como la herencia es un derecho y no una obligación, el heredero podrá rechazar la herencia por completo, aceptarla con todas las consecuencias, o aceptar la herencia y recibir el resto una vez que haya saldado la deuda.
  • Si la hipoteca tenía dos titulares y uno de ellos fallece, la mitad de esta pasará a los herederos. Si estos se niegan, el segundo titular tendrá que cargar con la totalidad de la deuda.
  • Y en caso de que exista un avalista, éste seguirá respondiendo pese a la defunción del titular, así que, si los herederos no aceptan el préstamo, lo normal es que la deuda recaiga en él.

¿Cuándo fallece el titular será necesario que realicemos algunos trámites?

  • En primer lugar deberemos comunicar el fallecimiento al banco, pues hasta que esto no ocurra las cuotas se seguirán cargando en la cuenta del fallecido.
  • Tendremos que presentarle varios documentos: el certificado de defunción, el certificado de últimas voluntades (el testamento), el certificado de pago del impuesto de sucesiones, la escritura de adjudicación de la herencia y la escritura pública en caso de renuncia a la herencia. Con todos estos datos, el banco nos podrá informar de todas nuestras opciones.
  • Si el difunto tenía un seguro de vida, su deuda hipotecaria podría estar cubierta de manera total o parcial. Esta información también nos la facilitarán las entidades bancaria y aseguradora, una vez analizada toda la información.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todas las novedades del sector inmobiliario.

[contact-form-7 id=»3872″ /]