Te explicamos qué es  y cómo mejorar la calificación energética de una vivienda.

En esencia, la calificación energética es un indicador que determina la eficiencia energética de un inmueble.

Para representar esta valoración, existe un gráfico aceptado en casi todo el mundo. El mismo consiste en una escala de siete letras (de la A a la G) asociadas con colores. Así, la A, en verde y en el tope, es la más reducida, porque indica un menor consumo de electricidad y es el máximo nivel de eficiencia energética. Mientras que la G, en rojo y muy amplia, ubicada en la base del gráfico refiere un mayor consumo energético y el menor grado de eficiencia. Por otro lado, los grados intermedios están representados en degradado de colores desde la B a la F.

De esta forma, esa calificación influirá directamente en los consumos que va a generar una vivienda durante el año. Tanto en luz como en gas u otros suministros.

¿Por qué una vivienda con una peor calificación energética consume más?.

Cuando analizan una vivienda un técnico especialista, con la intención de otorgarle una calificación energética, tiene en cuenta lo fácil o difícil que será mantenerla en un estado confortable durante su uso normal.
Es decir, calculará la cantidad de energía necesaria para enfriar o calentar el hogar y para iluminarlo. Para eso, no solo es necesario revisar las instalaciones con las que cuenta el inmueble, también es importante ver sus aislamientos.

¿Qué variables afectan a la eficiencia energética?

Cómo está de aislada la casa del exterior
Hay dos variables generales clave para conseguir una u otra calificación y una de ellas está relacionada con el hermetismo. Las ventanas de madera o metálicas antiguas; los cristales simples en las ventanas y los materiales empleados tanto en la fachada como en el resto de paredes y tabiquería.

Las pérdidas de energía que pueden provocar estos elementos suponen llegar a desperdiciar hasta un 65 % de la misma. Sin duda un derroche que te interesa evitar.

Instalaciones eléctricas

Si disponemos de una instalación eléctrica en condiciones y actualizada, mejoraremos la eficiencia energética.
También es importante el tipo de bombillas que se emplean, la cantidad de aparatos eléctricos y electrónicos conectados o su clasificación.

Por eso, una instalación de aire acondicionado con aerotermia, placas solares o incluso un sistema propio para reciclar el agua, nos acercarán mucho más a la calificación A de nuestro hogar.

Seguramente hayas oído que hay casas eficientes que, por su ubicación y diseño, mantienen una temperatura constante en el interior en cualquier estación. Esas serían la que obtendrían mejores calificaciones.
O también estarían en lo más alto aquellas que disponen de techos verdes y tienen circuitos internos para generar menos desperdicios.

En housin podemos ayudarte a vender tu vivienda en Sevilla.

Solicítanos información

"*" indicates required fields

Nombre*
Código postal*

¿Buscas vender tu vivienda en Sevilla?

En housin encontrarás el mejor servicio y a los mejores profesionales.
No lo dudes y contáctanos.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todas las novedades del sector inmobiliario.

"*" indicates required fields